Finanzas

Líderes camaleónicos

Trabajar con generaciones diferentes demanda que los líderes se adapten a sus necesidades y promuevan el trabajo en equipo.

Por Carolina Barrantes

Si se tuviera que comparar el liderazgo de hoy en día con un juego de mesa, bien podríamos decir que es un tablero de ajedrez, donde interactúan fichas de tres colores o más: la Generación X, los Millennials y los Centennials.

El trabajar con al menos tres generaciones tan diferentes entre sí, ha significado todo un puzzle para los líderes, quienes tienen que amoldar sus mensajes, la intensidad de su oratoria y hasta los canales que utilizan para llegar a su público, según sea la edad del mismo.

Esta situación se irá intensificando con el paso de los años, de acuerdo con los expertos, quienes consideran que elementos culturales, nuevas necesidades e innovaciones tecnológicas marcarán la pauta.

“El líder tiene que tener la capacidad de apreciar las diferencias que marcan a cada generación y poder generar un ambiente de inclusión que permita com- binar sus características con el objetivo de innovar y mejorar el desempeño de sus colaboradores”, comen- ta Alejandro Domínguez, associate client partner de Korn Ferry.

Ismael Cala, comunicador y estratega de vida y desarrollo humano, considera que las generaciones se complementan y coincide en que la clave es unificar todos los talentos.

“La diversidad de generaciones es lo que enriquece a cualquier equipo de trabajo. Los Z y los Millennials tienen una mentalidad mucho más fresca, son nativos digitales y entonces siempre van a tener la tecnología dentro de su paradigma mental y su pensamiento, mientras que los más adultos, la Generación X –a la que pertenezco– y los Baby Boomers son migrantes digitales, entonces nos con- viene mucho la mezcla”, opina.

¿Dónde inicia la diferencia?

Los Centennials y los Millennials tienen una velocidad de cambio mucho más rápido que las generaciones más maduras, son más curiosos, desinhibidos y están dispuestos a asumir más experiencias.

Además, dan más importancia a vivir, por lo que el trabajo se convierte en un instrumento para tener el estilo de vida que desean. No están pensando en la jubilación, ni se visualizan laborando muchos años para la misma compañía, como sí ocurre con las generaciones pasadas.

Esa situación ha provocado que las empresas y sus líderes ya no hagan planes a 10 o 15 años, como solían hacerlo, sino que actúan más rápido. Sus proyecciones con los profesionales Millennials y los Z son a 2, 3, 4 o 5 años, como máximo.

Los líderes también se han visto obligados a evolucionar en la forma en que se comunican con los colaboradores, así como en el uso de diferentes canales para hacer llegar su mensaje. “Los jóvenes demandan líderes que inspiren respeto, que sean modelos a seguir y los motiven. Asimismo, buscan entrar a una empresa modelo por sus operaciones y que sea adecuada a sus aspiraciones”, añade Alberto Padilla, comunicador y escritor.

Domínguez, de Korn Ferry, da otro aporte: “El tono de la comunicación está determinado por la cultura. Los jefes y dirigen- tes deben adaptarse al nuevo entorno. El dominio de la telegenia era un aspecto fundamental en generaciones anteriores, mientras que la comunicación espontánea es hoy una habilidad más importante”.

Acciones a implementar

Aplique estas medidas al trabajar con colaboradores de diferentes generaciones:

  1. Transformación Digital: Implementar herramientas tecnológicas para fomentar la colaboración
  2. Entusiasmo: Comunicarse frecuentemente en persona, proveer una retroalimentación continua, tutoría y, sobre todo, ser capaz de animarlos a hablar
  3. Flexibilidad: Horarios de trabajo flexibles, trabajo móvil y remoto y soporte BYOD (Traiga su propio dispositivo), así como promover que se fijen sus propias metas y dar libertad a esa táctica.
  4. Alto nivel de consciencia: Explicar el impacto positivo de los negocios, cómo su trabajo impacta a la sociedad y la ciudadanía corporativa y dar oportunidades para participar en “Buenas Causas”.
  5. Alto nivel de colaboración: Alentar a los compañeros de trabajo y los proyectos colaborativos.
  6. Promover experiencias: Alentar nuevas ideas, permitir que tomen riesgos y dejar que sean pioneros, dando espacio para experimentar, probar y aprender.

Tome nota

3 aspectos del liderazgo que marcarán la diferencia en su equipo:

1 Crear una gran atmósfera.

2 Trabajar en saber cuándo usar el estilo apropiado de liderazgo.

3 No tener un solo estilo de liderazgo sino varios.

4 Saber exactamente cuál es su papel en el equipo.

La entrada Líderes camaleónicos se publicó primero en Revista Summa.